visiteurs présentement en ligne    
Total : internautes depuis le 12 août 1999    
- Site optimisé 1024 x 768    

  Alphabet
  Accentuation
  Prononciation
  Ponctuation


  Articles
  Genre
  Nombre
  Adjectifs
  Por ou Para
  Pronoms


  Groupes de verbes
  Ser ou Estar
  Tener ou Haber
  Subjonctif
  Conjugaison


  Expressions
  Le temps
  Les nombres
  Lexiques
  Mots - Images - Sons
  Phrases utiles


  Dictées
  Exercices écrits
  Quiz
  Jeux



Tests de langues


Cours particuliers d’espagnol


      



La princesse et le crapaud
Hoy es el día



Había una vez,
una princesa bella, muy inteligente,
pero bastante insegura y demasiado enamoradiza,
caminando con su nodriza por las orillas de un lago.

¡ Ay, nana!
se quejaba la princesa
¿Cuándo será el momento en el que encuentre a mi príncipe?
Sueño con él,
con mi principe azul,
con su castillo dorado...
_ Con su caballo verde...
Ya no se qué hacer para encontrarlo,
he dormido como una marzopa,
he perdido cantidad de zapatitos...
¡ Lo único que me falta es besar un sapo!

_ A propósito, mi lady, ¿ Adivine quién anda por ahí?

La princesa mira a su costado y cuál no sería su sorpresa
cuando ve a un sapo en el borde de la laguna.

Se acerca ansiosa y se arrodilla para mirarlo mejor...
¡ Oh, nana! Mira, es un sapo encantado!
Cómo sabe que está encantado?
¡Se puede ver a primera vista que está chocho!
Bueno, milady, dígale algo a ver si le contesta.
¡Ay, qué nervios!....¿ Y qué le puedo decir?
¡Que usted también está encantada!
¡Ay!...No me animo a hablarle....
¿Qué hago, nana...?
¿ Lo besaré directamente o te parece que me cambie el vestido?
....¿ Me suelto el pelo o me acomodo el moño?...
¿Le gustaré?...
¿ Será apasionado o se parecerá al príncipe Carlos?
Disculpe,milady...
-a interrumpe la nana
¿ pero usted se está haciendo los ratones con un sapo?
Querida nana,
este inmundo batracio sólo puede albergar a un prìncipe de primera

Pero cuál no sería su sorpresa cuando oyen que el sapo les dice:

No os asustéis de mí, os lo ruego.
Yo alguna vez fui un hermoso príncipe,
pero el hechizo de un brujo maléfico me convirtió en sapo,
por medio de un sortilegio que sólo puede ser roto por el beso de amor de una casta doncella soñadora.

¿Con ser soñadora no alcanzará?
le dice la princesa ya decidida a besarlo.

Pero la nana interrumpe y se dirige al sapo:

¿ Cómo sabemos que no está mintiendo?
Soy incapaz de mentir!!
contesta el sapo
El hechizo del brujo fue precisamente por haber sido mentiroso y por eso me convirtió en sapo,
pero me dejó incapacitado para mentir....
¡Creedme!
Muy bien
dice la nana,
pero antes de tomar tamaña
queremos saber cuáles son tus intenciones...
Mis intenciones son las mejores asegura el sapo
ya que sólo el beso de ella puede volverme a mi condición de príncipe,
y entonces le propondría matrimonio,
iríamos a vivir en el castillo con mis padres,
ella renunciaría a su nombre para adquirir el mío,
a su religión para adquirir la mía,
me acompañaría a todos los actos oficiales
y cumpliría rigidamente el protocolo real,
atendiendo el castillo,
criando a mis hijos
y renunciando a ellos en el caso de un divorcio.

¿ Nada más?

pregunta la nana.

¡Si! - dice el sapo. También deberá ser feliz con eso.

La princesa y la nana se apartaron del sapo por unos minutos para deliberar...

Esa noche, cenaron puchero de sapo!!




 











 











Design par:Shuny
Acceuil Plan du site La faq Contact